¡Motivos escoceses para una decoración tan británica!

El espíritu peculiar es una solución divertida para introducir el motivo escocés en la decoración.

En Este Artículo:

¡El tartán está de vuelta! Este motivo celta tradicional viene en muchos colores y se combina perfectamente con diferentes estilos. Ya sea que se integre en una atmósfera británica clásica o, por el contrario, se asocie con otras razones para un efecto poco convencional, ¡sus famosas fichas aún son efectivas! Ideal para calentar un interior aburrido o demasiado clásico, sabe cómo tocar la sutileza o, por el contrario, traer el punto de originalidad que falta a una habitación. Aquí hay algunos consejos para usarlo sabiamente.

Azulejos para un interior acogedor.

El tartán es un paño de lana a cuadros de colores típico de los pueblos celtas. Es un patrón de intersección de líneas horizontales y verticales, colores múltiples. En decoración, de inmediato da una sensación de calidez y confort acogedor. Usados ​​de forma clásica, los azulejos escoceses son adecuados para un ambiente acogedor de invierno, especialmente si están asociados con muebles de madera, materiales nobles y cálidos. ¡Multiplica las telas, los cojines y por qué no las cortinas para un interior de aspecto británico!

¡El patrón escocés marca el tono!

El espíritu poco convencional puede ser una solución divertida para introducir el patrón escocés en su interior. ¿Por qué no asociarlo con otros materiales y colores muy diferentes? Vinilo, tonos fluorescentes, pieles falsas, incluso guisantes... Salpicados con moderación, esta mezcla de materiales aportará un toque muy rock'n a tu decoración.

Vídeo: La Revolución Industrial en 7 minutos

Comparte Con Tus Amigos:
¡Motivos escoceses para una decoración tan británica!
⇡ Arriba