Elegir un cobertizo de jardín, instrucciones de uso

Un cobertizo de jardín en 4 lecciones.

En Este Artículo:

Las llamadas "chozas en el fondo del jardín" se han diversificado bien. Aprovechando al máximo su potencial en términos de uso, tamaño, materiales y posibilidades decorativas, los refugios para exteriores ahora ofrecen una amplia variedad de opciones para adaptarse a todos los gustos y deseos. Ahora, queda por hacer las preguntas correctas para determinar el modelo que mejor se adapte a nosotros.

1: yo determino su función

Primera pregunta: ¿qué abrigará el cobertizo del jardín? ¿Un espacio de bricolaje o jardinería secundaria? ¿Un estudio de artista, un estudio de música o una sala anexa (invitados o un niño en busca de independencia)? ¿Un área de almacenamiento para equipos de jardín (bicicletas, barbacoas y más como un garaje) o una cocina de verano? En resumen, se deben considerar tres posibilidades principales: o bien el cobertizo del jardín está destinado a convertirse esencialmente en un espacio de almacenamiento, o está previsto que se organice como una habitación separada o se espera que esté habitado. Es esta respuesta la que define el modelo ideal a elegir, ya que permite evaluar el tamaño a ser previsto (en términos de superficie y altura), el material de construcción (básico o más sólido), el aislamiento necesario (recubrimientos)., calefacción), la presencia o no de un piso (dependiendo de si uno tiene la intención de vivir allí o no), la creación de aberturas (opcional o imperativo)...

2: yo determino la superficie ideal

Una vez definido el primer paso, podemos ir al resto. Primero, el área necesaria, sabiendo que hay 5 metros cuadrados o incluso menos cuando se trata de almacenar esencialmente equipo, entre 5 y 15 metros cuadrados para un taller, espacio de bricolaje o almacenamiento más grande. ¡Mientras más allá, el espacio se vuelve cómodo para una sala de estar por derecho propio! En cada caseta de jardín, su superficie ideal según su utilidad básica...

3: Yo determino el material de la estructura.

¿La continuación? Determinar el material que compondrá la estructura. Se deben considerar varias posibilidades (madera, metal, resina...) pero cada una de ellas tiene más y menos, es mejor sopesar los pros y los contras a título personal, siempre de acuerdo con la primera función del refugio del jardín.. Primera opción: madera en bruto. ¿Su ventaja? Mezcla armoniosamente en el entorno natural del aire libre. Único problema? Se trata de cimientos particularmente sólidos basados ​​en bloques de hormigón, hormigón o losas. En la misma línea, la otra posibilidad "natural" no es otra que la madera pintada. Si es estéticamente ideal en una decoración de estilo costero, su mantenimiento es más doloroso, ya que debe ser regular. Por otro lado, las estructuras metálicas son muy fáciles de limpiar (basta un simple chorro de agua), mientras que las de acero galvanizado no temen la oxidación y la resina, que tiene un estilo muy "californiano", apenas implica sin mantenimiento

4: Determino los arreglos complementarios.

La ultima palabra Determine los servicios adicionales necesarios. En un cobertizo de jardín para el almacenamiento, las columnas simples de estantes, cajas y otros harán. En un cobertizo de jardín destinado a convertirse en una habitación separada o una sala de estar, la cuestión de la elección de las ventanas (ventana del techo, doble acristalamiento...), el suelo (parquet, tejas) y el aislamiento sólido, es esencial...

Vídeo: Cómo elegir un cortabordes (Leroy Merlin)

Comparte Con Tus Amigos:
Elegir un cobertizo de jardín, instrucciones de uso
⇡ Arriba